Ir al contenido principal

Entradas

Fernando MIres - LA PALABRA DE TRUMP Y LA CABEZA DE MADURO

En el Far West un sheriff colgaba avisos ofreciendo recompensas en los troncos de los árboles. Hoy lo hace en twitter. 15 millones de dólares cuesta la cabeza del presidente venezolano. No es poco, quizás algún loco lo tome en serio y se arriesgue, poniendo en peligro su vida y la de miles de opositores acusados de servir a los intereses del imperio. ¿Para qué quiere la cabeza de Maduro, Trump? ¿Desde cuándo acá está tan interesado en la justicia universal? ¿Y por qué la cabeza del cordero y no la de la madre del cordero? ¿La de Díaz Canel, por ejemplo? Ah, no. Con Cuba hay negocios ocultos, sobre todo en la rama turística. ¿Y Ortega? El dictadorzuelo nica, a quien Maduro no tiene nada que envidiar, goza de impunidad debido al privilegio de no ocupar como Maduro el cetro simbólico de la iniquidad latina. Porque a estas alturas, después de haberse tuteado con las más siniestras dictaduras de la tierra, Trump no nos va a convencer de que se convirtió en adalid del “imperio del bien” fren…
Entradas recientes

Simon García - POLÍTICA PARA LA GENTE

En medio de la tragedia de la pandemia, que se añade al aglomerado de crisis creadas por el régimen, puede no parecer oportuno referirse al riesgo de reproducir en la oposición conductas autoritarias propias del sistema que intenta dominarnos y controlarnos a perpetuidad. Pero es necesario ante la exasperación de una ofensiva extremista, movida por una ambición de hegemonía, que insiste en anular el debate, la critica y el derecho a la disidencia. Opiniones y análisis, en vez de ser examinados por sus argumentos, son condenados a descalificaciones y a tormentas que combinan censura con desprestigio desde las poderosas redes virtuales. SEGUIR LEYENDO>>

Américo Martin - RESPONDIENDO

Algunas opiniones se han vertido pidiendo una negociación entre Maduro y Guaidó para concretar el otorgamiento de la ayuda del FMI y la colaboración de la FAN en el sentido reclamado por Guaidó. Si ese punto formara parte de las dos agendas, sería menester resolver temas legales correlacionados, entre otros, el “desacato” y el reconocimiento legal correspondiente de las facultades de la Asamblea Nacional.
SEGUIR LEYENDO>>

Mibelis Acevedo Donís - LIDERAZGO BAJO FUEGO

Los tiempos del miedo colectivo ante la muerte, la angustia por la finitud, vuelven para recordarnos que no somos dioses. El mundo evoca por instantes a una gran tribu defendiéndose de los elementos, del depredador invisible, las fauces abiertas que se presienten, su mortificante jadeo. La excepcionalidad abre un inciso en era que creímos hermoseada por la promesa de “Las intermitencias de la muerte”, como escribía Saramago, pero sin la carga de distopía, sin el crudo reverso. Hoy somos enjambre asustado en busca de guía, de voces que brinden sosiego y pistas precisas acerca de cómo afrontar lo que viene, cuánto durará. “Este no es el momento del antagonismo político”, dice Fernando Mires, sino uno en el que si bien la política no desaparece, se pone al servicio de la lucha por la existencia. Justo por eso, el liderazgo y su enfocada acción frente a la crisis juegan un rol excepcionalmente crítico, también.La emergencia va borrando, en efecto, los paradigmas que hace poco ofrecían pau…

Adriana Moran - LOS TAPABOCAS DEL MIEDO

Y las calles quedaron vacías. Millones de personas encerraron su miedo en casas sin agua, sin luz y sin alimentos ante el llamado del que por una vez en la vida, hizo lo que tenía que hacer. El llamado a la cuarentena de Maduro, fue un acto de responsabilidad inusitado si lo comparamos con el comportamiento folklórico de algunos gobernantes de países cercanos que juegan a la ruleta rusa con la vida de sus gobernados en actos más propios de un circo que de esta película de terror en tiempo real en la que todos participamos.
SEGUIR LEYENDO>>

Simon Garcia - PODEMOS MÁS QUE UN VIRUS

El coronavirus suspendió la actividad política. Pausó las conversaciones sobre la elección de un nuevo CNE. Los partidos no hicieron sus reuniones de los lunes. La taima alcanzó la pugna entre los diputados de la AN sobre su directiva. La política se fue al encierro. Esperemos que las nuevas tecnologías permitan temas para mejorarnos socialmente, así como asuntos de importancia para el país puedan ser tratados en la cuarentena, entre ellos debería incluirse ahora el apoyo a las medidas del gobierno y a las iniciativas de diversas organizaciones que actúan en el campo de la salud. Es lo menos que puede pedirse a los políticos. SEGUIR LEYENDO>>

Mibelis Acevedo Donís - EN MEDIO DE LOS OTROS

Al intentar ubicar un hito para dar con el origen de la modernidad, Bauman recordaba el terremoto de Lisboa en 1755, el incendio subsiguiente, el tsunami pantagruélico que engulló lo poco que quedaba en pie. “Una catástrofe enorme”, material e intelectual. “La gente pensaba hasta entonces que Dios (…) había creado la naturaleza y dispuesto leyes. Pero de repente ve que la naturaleza es ciega, indiferente, hostil a los humanos. No puedes confiar en ella”. A despecho de la necesidad de reapropiarse de la solidez perdida, no obstante, la modernidad tomó otro rumbo. Se aficionó a lo fugaz, se volvió inatrapable, dúctil como el agua dentro del vaso.Pero pocas veces la evidencia de esa realidad líquida de la que habló el polaco se hace, paradójicamente, tan tangible. Hoy el mundo da un giro inesperado, uno que nos arrastra con todo y nuestros pequeños ritos, nuestras más nimias, sólidas anclas. Hasta las certidumbres básicas, eso que hace apenas pocas semanas dábamos por sentado –me levanto…

Adriana Moran - EL VIRUS NO SABE DIFERENCIAR

Un organismo microscópico cuya única habilidad consiste en replicarse en un huésped, en este caso humano, y saltar de éste a otro y así sucesivamente sin discriminar entre izquierdas y derechas, capitalistas o socialistas, legítimos o ilegítimos, no puede ser enfrentado desde estas ya habituales trincheras desde las que abordamos nuestros problemas o la derrota estará garantizada. Acostumbrados a culpar al foro de Sao Paulo unos o al Fondo Monetario Internacional otros dependiendo del lado de la acera en que se encuentren, debemos bajar la mirada para entender que la única acera que todos estamos pisando ahora mismo es la de la amenaza que este germen invisible a nuestros ojos representa. Dotado de esa capacidad de multiplicarse sin obedecer a otras leyes que las de su propia naturaleza, ninguna barrera ideológica o moral, podrá frenar esa multiplicación de vértigo si no oponemos barreras reales a su curso devastador y seguirá repartiendo casos sospechosos, fiebres, neumonías y muertes…

Simon García - VOTO, LUCHA Y CAMBIO

Un partido como AD, fundamental para marcar el rumbo del país llama a votar. Recuerda que la política, como la naturaleza, aborrece el vacío y que cada espacio abandonado sin resistencia es una pérdida. El llamado reposiciona a AD en uno de sus fundamentos histórico porque la socialdemocracia nació en la defensa del voto ante fuerzas que reivindicaban la violencia.
Los dirigentes de AD sostienen y confirman una opinión mayoritaria: hay que impedir el choque armado entre venezolanos. Esa mayoría que opta por la paz está formada por militantes de todos los partidos opositores y buena parte de bases del PSUV.
No debe haber temor: el país quiere votar con nuevo CNE, observación internacional y rehabilitación de tarjetas y candidatos. No debe haber debilidad para afirmar que la herramienta y el medio óptimo para lograr un cambio pacífico es participar en elecciones con resultados fieles a la voluntad del elector. SEGUIR LEYENDO>>

Mibelis Acevedo Donís - LA BULLA CONTRA EL "NOSOTROS"

A sabiendas de que sin unidad opositora (lo más ancha, inclusiva y plural posible) luce cuesta arriba enfrentar el autoritarismo imperante en Venezuela, habrá que recordar que el nervio de toda asociación estriba en blindar cierta afinidad, cierto consenso básico entre sus miembros. Hablamos de una visión compartida, una disposición a comunicarse y cooperar que, gracias a su permanencia en el tiempo, genera conexiones más acabadas: la identificación con saberes, creencias y pautas comunes de conducta. Una cultura, en fin, que funda el “nosotros” y lo distingue.A la luz de esa certeza, es bueno mirar las movidas a las que apelaron líderes democráticos para concretar avances a favor de ese “nosotros”; ver cómo la habilidad estratégica para aterrizar expectativas, convencer a los no convencidos y moderar al exaltado, resultó aliño clave en medio del salto político. Es el caso de Sudáfrica. Tras 27 años de cárcel, Mandela -primero, un joven incurso en planes terroristas, jefe del MK; lueg…